Estadio único del Parque «La Pedrera»

La estética que tendrá el coliseo a edificarse en el megaparque que unirá a Villa Mercedes con el complejo urbanístico La Ribera, será una alegoría del deporte y la cultura, ya que la forma de su cubierta será la de un balón truncado, fusionado con una guitarra. Así lo adelantó el ingeniero, Jorge Estrella, uno de los directores técnicos de la obra que será realizada por la unión transitoria de empresas integrada por las firmas ROVELLA CARRANZA, Green SA y Alquimaq.

El pasado martes 12 de abril, en ocasión de firmarse los contratos y licitaciones para la construcción del Parque “La Pedrera”, acto realizado en el teatro del Complejo “Molino Fénix”, el profesional brindó un pormenorizado informe acerca de las principales prestaciones que ofrecerá el estadio.

Sobre la cancha, que se ha diseñado siguiendo todos los requerimientos internacionales, se ha previsto que su uso sea tanto para cotejos futbolísticos como para otro tipo de eventos, como por ejemplo, un recital musical; para esto se proyectó que una de sus cabeceras tenga una tribuna desmontable, “lo que permitirá que en una jornada pueda celebrarse un partido y, en pocas horas, estará montado un escenario”, recalcó Estrella, quien destacó: “Se colocarán dos pantallas led de 110 metros cuadrados en los vértices opuestos y la iluminación que se instalará será de mercurio halogenado, lo que permitirá realizar transmisiones en alta definición”.

“El recinto tendrá una capacidad para 28.000 espectadores, con tribunas cuyos techos tendrán en total 16.000 metros cuadrados cubiertos, que llegarán hasta el borde del cierre perimetral del campo de juego,”, explicó el constructor, añadiendo que “a los laterales de la entrada principal habrá cuatro accesos mediante puentes y tres por túneles, como también otros cuatro accesos secundarios. Se construirán edificios anexos para el funcionamiento de las boleterías y el sector de molinetes de ingreso, que además tendrán la posibilidad de ser utilizados con tarjeta magnética”.

“Las tribunas han sido proyectadas para que en su parte inferior se construyan las escuelas de deportes y de cultura, como también una cancha de básquet con capacidad para 2.000 espectadores, un salón de usos múltiples de 1.300 metros cuadrados y un depósito, con espacio destinado a un camión de bomberos. Además contendrá la zona de administración, vestuarios y sala de máquinas, en tanto que se destinará un ala para 15 alojamientos destinados a estudiantes y deportistas, provistos de sanitarios, cuyo diseño los hará apto para personas con capacidades diferentes”.

Sobre el acceso principal se levantará un tercer nivel, “en el que se ubicarán las cabinas de transmisión, mientras que en un cuarto nivel estarán los sectores VIP”.

Por otra parte, la obra abarcará también la periferia del estadio. Al respecto, Estrella especificó que “frente a las cabeceras norte y sur se dispondrán los dos sectores para estacionamiento, con una capacidad para 2.000 vehículos cada uno. Estas zonas serán dameros con superficies impermeabilizadas, que también oficiarán como canchas de tenis, vóley y básquet; además habrá superficies con terrenos consolidados que podrán ser usados como canchas de fútbol”.

“Frente al acceso principal se construirá una cancha auxiliar de fútbol con césped y a su derecha habrá dos playones destinados para distintas disciplinas deportivas y una cancha de bochas”.

El director técnico de la obra conceptuó a la misma como “un espacio multipropósito, que no será un elemento independiente sino que estará insertado en el predio para ser parte del mismo”.