Circuito automovilístico internacional

Uno de los principales atractivos del Parque “La Pedrera”, cuya construcción se inició esta semana en el predio ubicado en el casco histórico de Villa Mercedes y el complejo Urbanístico La Ribera, será el autódromo internacional, cuyo trazado demarcará el perímetro del paseo público.

A cargo de esta obra se encuentra la unión transitoria de empresas formada por las firmas ROVELLA CARRANZA, Green SA y Alquimaq. El ingeniero Raúl Ibáñez, uno de los responsables de la dirección técnica, explicó que los trabajos a desarrollar “siguen dos premisas principales, la primera es que el circuito fuera proyectado y sea construido bajo normas de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), para que todas las categorías nacionales e internacionales puedan disputarse en este autódromo. La segunda establece que cuando no haya competencias, el circuito funcione como una suerte de avenida urbana con doble circulación, con dos o tres carriles”.

Con fines operativos, la obra total correspondiente al autódromo se ha desglosado en tres grupos, que Ibáñez definió como “el componente vial, la seguridad y las obras de arquitectura que hacen a la infraestructura necesaria. Con respecto al primero, la pista tendrá 3.900 metros de longitud, con un ancho de 30 metros en la recta principal, mientras que en el resto del circuito será de 20 metros, con dos zonas de transición, antes y después de la recta. Contará con una estructura de terraplenes con compactación especial, subrasantes mejoradas y base granular; se ha previsto realizar dos capas de mezcla asfáltica, la primera convencional y la segunda de rodamiento con asfalto modificado, que mejora mucho la resistencia de fricción y los esfuerzos tangenciales de los vehículos en competencia”.

El ejecutivo de la UTE mencionó además que “el sector de boxes contará con todos servicios necesarios, incluyendo calles de acceso o pit lane a pista, una calle de servicio perimetral interna de uso para seguridad, ambulancias y mantenimiento, y una calle de vinculación con el exterior a través de un puente. Además habrá una pasarela peatonal en el sector oeste, que vincula la pista de un sector a otro”.

“La iluminación ha sido proyectada para poder llevar adelante competencias nocturnas, con la posibilidad de una menor utilización de reflectores para usar como autovía urbana”.

Sobre el segundo grupo de obras, dedicado al rubro seguridad, el ingeniero Ibáñez destacó “la construcción de muros del tipo New Jersey a ambos lados de la pista y en todo el perímetro de la misma, con una malla de alambre en la parte superior, que trabajará en conjunto con la estructura como contención ante posibles colisiones. Se dispondrán sectores de frenado donde existan mayores posibilidades de salidas de pista, ubicándose defensas con neumáticos, detrás de las cuales también habrá vallas metálicas, a lo que se suman, en distintos puntos de la pista, los bordes comúnmente conocidos como pianitos”.

En cuanto a las obras de arquitectura, que hacen al tercer grupo de trabajo, “se incluye una torre control, la sala de prensa y demás dependencias, siguiendo los requerimientos de las normas FIA, para el correcto desempeño de los comisarios de automovilismo, periodistas acreditados y el personal del circuito. Se edificarán en distintos sectores de la pista tribunas para 3.000 espectadores, una de las cuales albergará una sala de bomberos, con espacio para tres autobombas y aulas de capacitación. Otras obras proyectadas son un helipuerto en la zona de boxes y un parque fotovoltaico para energía alternativa, mientras que en el sector oeste, lindante con el complejo urbanístico La Ribera, se ubicará una barrera antisonora, para que el ruido propio de las competencias automovilísticas no genere molestias a los vecinos”.

Por último, el especialista de la UTE ROVELLA CARRANZA, Green SA y Alquimaq, resaltó que “el servicio de cableado que se utilizará será de fibra óptica, incluyendo un circuito cerrado de televisión, que estará conectado al sistema provincial y también al hospital a edificarse en ‘La Pedrera’, para que su cuerpo médico pueda actuar en consecuencia ante algún incidente, cumpliendo así con otros de los requerimientos de las normativas FIA”.