Destacaron la importancia de la vía que tiene 140 km desde Uruguaito hasta la capital ignaciana. Es posible que su conclusión se dé a fines de este año

Autoridades departamentales a la cabeza del gobernador Rubén Costas llegaron hasta San Silvestre para inspeccionar la construcción de la carretera Río Uruguaito-San Ignacio. La obra tiene un avance del 70%, y está prevista su conclusión para diciembre próximo, “Esta carretera será un corredor bioceánico, importante para la producción que viene de Brasil hacia Santa Cruz y posteriormente hacia el océano Pacífico”, resaltó Costas.

La obra contempla el asfaltado de 140 km, desde Río Uruguaito hacia Santa Rosa de la Roca, finalizando en San Ignacio con dos carriles, bermas a cada lado de la vía, cuatro puentes, tres distribuidores de tráfico a nivel, obras de drenaje, y señalización horizontal y vertical en toda la carretera.

En la inspección estuvo el gerente regional de la Administradora Boliviana de Carreteras, Adhemar Rocabado, la presidenta de la Asamblea Legislativa Departamental, Kathia Quiroga y el alcalde de San Ignacio, Moisés Salces. De igual manera Costas visitó las instalaciones de la planta donde se producen los insumos técnicos y donde se encuentra la maquinaria.

A su vez, Rocabado dijo que se tiene un buen avance y que en esta época seca se mejorará considerablemente el trabajo, para concluir en diciembre. Entre tanto, Moisés Salces, expresó su satisfacción de ver el anhelo de los chiquitanos hacerse realidad